Personajes

Woody Allen, frases

Woody Allen (cuyo nombre real es Allan Stewart Königsberg) es un director, guionista, actor, músico y escritor de origen estadounidense y quien ha sido ganador del premio Óscar en múltiples ocasiones, por ello y por la calidad de sus producciones también es considerado como uno de los directores más respetados, influyentes y prolíficos de la era moderna.

Woody Allen frases

 

Por ello también las frases de Woody Allen son muy famosas. En sus filmes las temáticas principales son a menudo satíricas descripciones de neuróticos personajes urbanos, obsesionados por el amor y la muerte. También dirigió, escribió y protagonizó Annie Hall, película considerada por muchos como la mejor comedia de la historia del cine.

  • No sirvo para la vida, sólo valgo para el arte y para divertir a la gente.
  • La única manera de ser feliz es que te guste sufrir.
  • No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.
  • La mayor parte del tiempo apenas disfruto. El resto del tiempo no disfruto nada en absoluto.
  • La realidad cotidiana de hoy día puede llegar a ser muy deprimente. Así que la gente tiene la necesidad imperiosa de buscar un sentido a sus vidas, de aferrarse a la idea de que hay algo especial esperándoles en algún lado.
  • Sólo se vive una vez, pero una vez es más que suficiente si se hace bien.
  • En Estados Unidos no se acuerdan de la guerra con España de 1898. Lo más viejo allí tiene diez años.
  • Arreglar los problemas económicos es fácil, lo único que se necesita es dinero.
  • Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.
  • Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.
  • El dinero es mejor que la pobreza, aunque sólo sea por razones económicas.
  • Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo como para triunfar por mí mismo.
  • La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema.
  • Lo que más odio es que me pidan perdón antes de ofenderme.
  • La vida es un proyecto estúpido y sin ningún tipo de sentido. La única manera de sobrevivir es contarse mentiras
  • La vida está dividida entre lo horrible y lo miserable.
  • De pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y sólo pudieron comprarme una hormiga.
  • El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.
  • La diferencia entre la comedia y la tragedia es que en la comedia sus personajes encuentran la forma de sobreponerse a la tragedia.
  • Mi padre vendió la farmacia porque no había más remedio.
  • La vida no tiene sentido. Todos nos acabamos muriendo.
  • El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro.
  • Cómo quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte.
  • En los aviones el tiempo se pasa volando.
  • Las canas ya no se respetan. Se tiñen.
  • Más que en ningún otro momento de la historia, la humanidad se halla en una encrucijada. Un camino conduce a la desesperación absoluta. El otro, a la extinción total. Quiera dios que tengamos la sabiduría de elegir correctamente.
  • En mi casa mando yo; mi mujer simplemente toma las decisiones.
  • ¿Tu a que te dedicas?, y el dice, soy un patrás. ¿Y que es un patrás?, y el dice, pues me pongo detrás del camión y grito ¡patrás, patrás!.
  • Envejecer no es ninguna ventaja. No le gusta a nadie. Empiezan a sucederte cosas malas y las opciones se reducen.
  • Hay estudiantes que les apena ir al hipódromo y ver que hasta los caballos logran terminar su carrera.
  • Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción inmediatamente: alquilan mi habitación.
  • Hasta un reloj descompuesto da dos veces por día la hora justa.
  • Hazlo bien y no mires con quien.
  • Los japoneses no miran, sospechan.
  • Una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original.
  • Cuando un médico se equivoca, lo mejor es echarle tierra al asunto.
  • Disfruta el día hasta que un imbécil te lo arruine.
  • Sólo quien ha comido ajo puede darnos una palabra de aliento.
  • Algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida.
  • Sé que no merezco el Príncipe de Asturias, pero tampoco la diabetes que padezco.
  • Unos se casan por la Iglesia; otros, por idiotas.
  • La única manera de sobrevivir es engañándose a uno mismo, la gente está desesperada por encontrar algo en lo que creer.
  • El amor es la emoción mas compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance, pero mucho sufrimiento.
  • El matrimonio es el fin de la esperanza.
  • No me aceptaron en el ejército, fui declarado inutilísimo. Sí, en caso de guerra sólo podría ser prisionero.
  • Si los seres humanos tuviésemos dos cerebros, seguro que haríamos el doble de tonterías.
  • El noventa por ciento del éxito se basa simplemente en insistir.
  • El ochenta por ciento del éxito consiste en estar allí.
  • Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.
  • No puedo morirme, tengo úlcera y morir es una de las peores cosas para eso.
  • El trabajo es una invasión de nuestra privacidad.
  • No solo de pan vive el hombre. De vez en cuando, también necesita un trago.
Lee también:  Frases de Walt Disney
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía